Congresista cañetana, Lizbeth Robles es acusada de quedarse con el 50% del sueldo de sus asesores

Una nueva denuncia remece el Palacio Legislativo, y esta vez tiembla la ‘otra’ tienda fujimorista. Dos asesores del despacho congresal de la parlamentaria Lizbeth Robles, simpatizante del menor de los Fujimori, acusaron a la legisladora de «conculcar» sus derechos aplicando un descuento del 50% a sus remuneraciones, el mismo que se aplicaba a bonificaciones (escolaridad, gratificaciones, etc.), además de consignar que en la oficina de la congresista eran víctimas de extorsión.

La denuncia, hecha pública a través de ATV Noticias, fue puesta en evidencia a través de las cartas de renuncia de ambos asesores de la legisladora Robles: Félix Altez Rodríguez y Sara Milla Abarca.

 

You may also like ...

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *